A nivel mundial, el 65% de los niños que hoy están en nivel primaria trabajarán en un tipo de empleo que aún no existe, Omar de la Torre, Secretario General de la Conferencia Interamericana de Seguridad Social (CISS).

Esto se lo suma por ejemplo a datos que dio la empresa Microsoft un listado de nuevas profesiones como diseñador de hábitat virtuales, abogado en éticas tecnológicas, curador de cultura digital, bio hacker, analista de datos biométricos, analista creativo de big data, guía de turista en el espacio”, detalló el especialista.

De la Torre de la Mora aseguró que la dinámica de la Cuarta Revolución Industrial ha tenido gran impacto en la vida de las personas, pero sobre todo de trabajos y los trabajadores.

Ello, se comentó durante el Foro Internacional “Mundo 4T: Trabajo, Tecnología y Transformación para Todos”, organizado por la STPS, donde expertos en el tema de seguridad social demandaron garantizar el acceso a la salud a los trabajadores independientes, autónomos y temporales.

En la Conferencia Magistral “Retos de la Seguridad Social ante Nuevas Formas de Empleo y la Tecnología”, moderada por Fernando Maldonado Hernández, Subsecretario de Empleo y Productividad Laboral, se destacó que ante los nuevos tipos de relación laboral como el trabajo asignado vía plataformas tecnológicas y el financiamiento colaborativo (crowdsourcing) implican retos para las estructuras de seguridad social.

En su intervención Hemult Schawarzer, Especialista Principal en Protección Social y Desarrollo Económico de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), aseguró que muchos de los beneficios de la seguridad social están vinculados a la relación entre trabajador y empresa que definimos estándar, la relación clásica de empleo full timey permanente.

“Lo que pasa con la tecnología es que hay formas de trabajo que son independientes, autónomas y de medio tiempo y nuestro sistema social en todos los países de la OCDE no han sido creados para hacer frente a esta circunstancia”, aseguró el Schwarzer.

Paolo Falco, economista en la Dirección de Empleo, Trabajo y Asuntos Sociales de la OCDE, recalcó la necesidad de un nuevo sistema de seguridad social que pueda atender a trabajadores cuyas relaciones laborales están determinadas por formas no permanentes de empleo.

“Para la seguridad social se deben implementar decisiones estratégicas y tácticas; una decisión estratégica pensamos que deben ser que los de seguridad social se tienen que diversificar. Nosotros no pensamos que sea una buena idea abandonar la seguridad social competitiva, pensamos que debe ir adaptado mediante algunos cambios en la normativa, la cobertura, los tipos de contratos, los mecanismos administrativos y el acceso a la seguridad social”.