Con 433 votos a favor, 9 en contra y una abstención, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos.

Para hacer cumplir la promesa de campaña de Andrés Manuel López Obrador y para que nadie gane más que el presidente de la república, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó con 433 votos a favor, 9 en contra y una abstención, en lo general, la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, minuta turnada por el Senado de la República el 8 de noviembre de 2011.

Con el voto de Morena y sus aliados se avaló la Ley Federal con errores de forma, entre los que destacan conceptos como Distrito Federal y no Ciudad de México; multas en salarios mínimos y no UMA como referencia económica para el pago de obligaciones; además de referirse a la PGR y no a la Fiscalía General de la República; del mismo modo que se menciona al IFE y no al INE.

En el debate previo, la diputada del PRI, Dulce María Sauri, pidió que la minuta fuera actualizada y se evitara legislar al vapor pues con las reformas estructurales se crearon órganos constitucionales autónomos (Cofece, IFT, INAI, INEE, entre otros), órganos reguladores coordinadores de Energía y Fondos, los cuales son sujetos obligados pero no figuran en la ley porque hace siete años no existían.